La pandemia silenciosa: la salud mental de los trabajadores empeora a gran velocidad

Vicente vive solo en un pequeño apartamento del centro de Madrid que se ha convertido en su base de trabajo y de vida desde hace casi un año. Lejos de su familia, añora las relaciones sociales. Está que se sube por las paredes, deprimido, aseguran sus compañeros. Él refleja un estado emocional que, sin llegar a ser una patología diagnosticada, ha puesto a muchas compañías españolas en alerta. Algunas, como los Laboratorios Théa, han decidido que los trabajadores vuelvan por turnos a las oficinas precisamente al detectar ese desánimo.

Seguir leyendo

Cuidado con las ideas conspiratorias

El catedrático de psicopatología de la Universidad Complutense de Madrid, Carmelo Vázquez, está investigando mediante mediciones periódicas entre 2.000 personas el crecimiento personal postraumático derivado de la covid. Sus conclusiones son que entre el 75% y el 80% de las personas son resilientes desde el punto de vista emocional. Mientras que el resto tiene síntomas importantes de depresión, estrés y trauma, que se mantienen más en el tiempo que durante otras catástrofes o actos terroristas pasados.

Lo que conduce a esa sintomatología, dice, es la ansiedad en torno a la muerte y las ideas de sospecha, ideas conspiratorias que persiguen a una parte de la población y que alientan mucho los políticos. «El cainismo que hay en este país tiene mucho impacto en la salud mental de la gente. Sobre todo entre los más vulnerables y menos informados, que pueden llegar a la paranoia. La conspiración es enormemente dañina», sostiene.

El 60% de las personas salen fortalecidas de la crisis. Según Vázquez, el mejor antídoto para lograrlo es el optimismo o una mayor orientación hacia el futuro en conjunción con la vinculación a los demás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *