El inventor de productos del futuro que enseñó a un río a escribir poesía

Una fría mañana de septiembre de 2017, una boya roja estuvo flotando por las aguas del Somerset Coal Canal a su paso por Bath (Inglaterra). En sus tripas viajaba un puñado de sensores ambientales gracias a los cuales sabemos que eran las 8:25, había una luminosidad del 10%, el termómetro marcaba 9 grados y tenemos las coordenadas exactas del pequeño navío (N 51º 21′ 35,744′’ y O 2º 18′ 45.086′’). Aquel día, el canal escribió sus primeros versos:

Seguir leyendo

Alto, el robot que señala

Precisamente la semana pasada se presentó uno de los proyectos en los que Loglio participó durante el tiempo que pasó en Google Creative Lab: Alto. Este sencillo robot tiene tres piezas principales: dos brazos, un a cámara y un botón. «Básicamente puede aprender a reconocer diferentes objetos». Cuando Alto se sitúa ante un objeto que ya ha visto antes, lo señala para confirmar que lo reconoce.

«Es un experimento muy pequeño, pero muestra el que creo que es el futuro de la interacción», precisa el diseñador. En ese futuro, nuestra relación con la tecnología es más abierta. No hay un único modo de hacer las cosas y un botón para encender y apagar, sino un sinfín de posibilidades que se apoyan en la capacidad de estos objetos para aprender por sí mismos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *