La OTAN busca reforzar su producción militar ante la prolongación de la guerra en Ucrania

“No hay modo de aportar una defensa sólida sin una industria de defensa sólida”, subrayaba este martes Jens Stoltenberg. En un foro dedicado a la industria de armamento, en paralelo a la cumbre de la OTAN que se celebra en Washington, el secretario general de la Alianza anunciaba un contrato por valor de 700 millones de dólares (647 millones de euros) para que los países miembros fabriquen más misiles Stinger. Es uno de los pasos con los que la organización quiere impulsar a sus socios a que inviertan más, y produzcan más, en equipamiento militar, como parte de su misión de “defender y disuadir”.

Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *