Dentro del perfil de Facebook de un traficante de migrantes

El Gus es de esas personas que comparten todo en sus redes sociales. Publicaba lo que comía y con quién andaba. Mandaba mensajes de amor a su morrita y les echaba carrilla a sus camaradas. Se quejaba cuando había un concierto al que quería ir, pero no le alcanzaba. Profesaba su fe en la Santa Muerte. Posteaba memes, frases motivacionales y sus logros profesionales. Soñaba con tener mucho dinero.

Seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *